Pasar al contenido principal

Leucemia mieloide

Compartir     
Leucemia mieloide

6 Minutos de lectura

La leucemia mieloide es un cáncer de la sangre caracterizado por su rápida proliferación. La leucemia mieloide aguda (LMA) afecta las células mieloides, un tipo de glóbulo blanco (leucocito).  Suele afectar a las personas mayores de 65 años, pero puede manifestarse a cualquier edad.

Acerca de la leucemia mieloide aguda

El término leucemia describe un grupo de cánceres de la sangre y la médula ósea. En los pacientes con leucemia, el cuerpo produce glóbulos blancos anormales que se dividen y crecen descontroladamente.
 
La leucemia puede ser aguda (cuando se desarrolla rápidamente) o crónica (cuando se desarrolla lentamente). La leucemia aguda se divide en dos tipos principales, LMA y leucemia infoblástica aguda (LLA). Esta hoja informativa se enfoca en LMA.
 
En la LMA, un tipo de célula sanguínea llamada célula mieloide se vuelvle cancerosa. Las células mieloides se originan en la médula ósea y dan lugar a todos los otros tipos de células sanguíneas, incluyendo glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. En los pacientes con LMA, las células mieloides no maduran y permanecen en la médula ósea, impidiendo la producción de glóbulos rojos normales.
 
Los síntomas de la leucemia mieloide se desarrollan rápidamente y la condición puede ser mortal si no se trata. Según el Cancer Research UK, 2,200 personas son diagnosticadas con LMA cada año.

Tipos de leucemia mieloide aguda

Existen ocho diferentes tipos o subtipos de leucemia mieloide aguda. El médico determinará qué tipo de LMA tiene el paciente.
 
El sarcoma granulocítico es un tipo de LMA poco común. Este ocurre cuando células mieloides inmaduras se agrupan y forman un tumor fuera de la médula ósea. Este tipo de leucemia puede darse en cualquier parte del cuerpo.
 
De vez en cuando, la leucemia presenta características de LMA y LLA. Este tipo de leucemia se llama leucemia aguda bifenotípica.

Síntomas de la leucemia mieloide aguda

Los síntomas más frecuentes son:

  • debilidad persistente
  • cansancio y dificultad para respirar
  • infecciones frecuentes que no se curan
  • sangrado inusual (por ejemplo, hemorragia nasal, sangrado menstrual abundante, encías sangrantes, sangre en la orina o en las heces)
  • aumento en la incidencia de moretones o el desarrollo de lesiones de color rojo (púrpura)
  • fiebre
  • pérdida de peso

Los síntomas pueden manifestarse rápidamente – en cuestión de días o semanas. Pueden ser síntomas generalizados que se confunden con enfermedades comunes como la gripe.
 
Otros síntomas menos comunes incluyen:

  • dolor en los huesos debido a la presión ejercida por una sobreproducción de células
  • nódulos en la piel

Estos síntomas no siempre están relacionados con LMA, pero deben ser analizados por un médico.

Diagnóstico de la leucemia mieloide aguda

Su médico personal le examinará y le hará preguntas sobre sus síntomas. También puede que le haga preguntas sobre su historial médico. Si su médico personal considera que puede tener leucemia, solicitará un análisis de sangre y recomendará que consulte con un hematólogo (un médico que se especializa en enfermedades de la sangre).
 
Además de algunas pruebas para confirmar el diagnóstico y determinar el tipo de leucemia, los procedimientos para el diagnóstico de la LMA pueden incluir:

  • análisis de sangre adicionales
  • biopsia de médula ósea – el médico extrae una pequeña muestra de la médula ósea para examinarla bajo un microscopio
  • pruebas para precisar el tipo de células cancerosas (inmunofenotipificación)
  • análisis genético de los cromosomas en las células leucémicas (citogenética)
  • tipificación tisular – si el médico considera que un trasplante de células madre puede
  • ser una opción en el futuro

Tratamiento de la leucemia mieloide aguda

Existen diferentes etapas en el tratamiento de la leucemia mieloide aguda:

  • Terapia de inducción – para hacer desaparecer el cáncer por medio de la quimioterapia
  • Terapia de consolidación – para prevenir la recaída (regreso del cáncer)
  • Inducción de remisión
  • Quimioterapia

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas en la médula ósea. La quimioterapia es el tratamiento principal para la LMA y normalmente requiere hospitalización durante alrededor de un mes, ya que las dosis administradas para el tratamiento de la leucemia mieloide aguda son más altas que las que se emplean para otros tipos de cáncer.
 
El paciente recibe una combinación de medicamentos quimioterápicos porque se ha demostrado que funciona mejor que usar una sola. Estos medicamentos se administran en ciclos intercalados por períodos de descanso. Después del tratamiento inicial, el paciente puede entrar en remisión. Sin embargo, esto no significa que está curado. Se requiere de un tratamiento de consolidación porque el cáncer puede reaparecer si quedan algunas células leucémicas en la médula ósea.
 
Los pacientes que tienen un subtipo de LMA llamado leucemia promielocítica aguda (LPA), pueden recibir un medicamente llamado ácido transretinoico total (ATRA) junto con la quimioterapia. El ATRA, también conocido como tretinoína, está basado la vitamina A. El ATRA provoca la normalización de los glóbulos blancos anormales. Los efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, sequedad de la piel y la boca y malestar.

Terapias biológicas

Los medicamentos usados en la terapia biológica imitan o inhiben sustancias que existen naturalmente en el cuerpo, como los anticuerpos, para luchar contra las células cancerosas. Estos medicamentos afectan las células cancerosas de diferentes maneras. El Gemtuzumab es un tipo de terapia biológica llamado anticuerpo monoclonal que afecta ciertas células mieloides. Se está evaluando en pruebas clínicas tanto en la etapa de inducción como en la etapa de consolidación.
 

Tratamiento de consolidación

Para prevenir la recurrencia de la LMA después de lograr la remisión, el paciente recibe uno o ambos de los siguientes tratamientos:

  • quimioterapia intensiva adicional
  • trasplante de médula ósea si el paciente es capaz de tolerar el procedimiento. Este consiste en el traslado de médula ósea o células madre de un donante (de ser posible un/a hermano/a) del paciente.

Nuevos tratamientos

Entre los nuevos tratamientos en fase de investigación para el tratamiento de LMA están el minitrasplante de células madre, trasplante de células madre del cordón umbilical, otras terapias biológicas y nuevos medicamentos quimioterápicos. Todos están siendo evaluados en ensayos clínicos. Muchas personas con leucemia participan en ensayos clínicos ya que siempre hay nuevos tratamientos en desarrollo. Consulte un médico para más información sobre los ensayos clínicos.

Preguntas y respuestas

Respuesta

La LMA no es una sola enfermedad, sino que hay ocho diferentes grupos o subtipos. Los médicos identifican el tipo de LMA para establecer el plan de tratamiento más eficaz.

Explicación

Cada subtipo de LMA tiene un nombre o una letra y un número. Estos se encuentran enumerados en uno de dos sistemas de clasificación: el sistema franco-americano-británico (FAB) y el sistema de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sistema FAB

El FAB es el principal sistema de clasificación para la LMA, el cual divide la enfermedad en ocho subtipos. Esto se logra usando un microscopio para buscar cambios en las células sanguíneas tomadas de una muestra de la médula o de sangre.

Los números no significan que la leucemia es más o menos severa.

M0, M1, M2 – estos subtipos son llamados mieloblásticos y conforman un 50% de todos los tipos de AML.

M3 – una de cada 10 personas tiene este subtipo de AML, llamado leucemia promielocítica.

M4 – dos de cada 10 personas con AML tienen este subtipo, llamado leucemia mielomonocítica.

M5 – este subtipo llamado leucemia monoblástica afecta de una a dos de cada 10 personas con AML.

M6 – este es llamado eritroleucemia, y es menos común.

M7 – este es llamado megacariocito, y también es menos común.

Sistema de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Este sistema es importante para planificar el curso de tratamiento y predecir la respuesta esperada al tratamiento. Se base en:

  • cambios anormales en más de un tipo de célula mieloide
  • cambios cromosómicos en las células leucémicas – algunos cambios cromosómicos indican una buena prognosis y otros una mala prognosis
  • si la leucemia se ha desarrollado a partir de otro desorden sanguíneo llamado mielodisplasia
  • cualquier tratamiento anterior para el cáncer (AML relacionada al tratamiento)

Respuesta

Usted debe decidir junto con su médico si ésta es la mejor opción para usted.
 

Explicación

Los ensayos clínicos sirven para probar qué tan efectivo y seguro es un tratamiento antes de hacerlo disponible a otros pacientes.
 
Los ensayos clínicos consisten en cuatro fases.

  • La Fase 1 examina la seguridd del tratamiento, desde los efectos dañinos hasta la dosis que debe usarse.
  • La Fase 2 mide qué tan bien funciona el tratamiento.
  • La Fase 3 involucra grandes cantidades de pacientes e investiga si el tratamiento es tan bueno como otros tratamientos existentes.
  • Los ensayos en la Fase 4 se llevan a cabo cuando el tratamiento ya ha sido aprobado. El propósito de estos ensayos es el de recolectar más información sobre efectos secundarios, seguridad, riesgos y beneficios.

 
Los nuevos tratamientos no siempre son mejores. Algunas veces los tratamientos no funcionan como se esperaba o tienen efectos secundarios peores que otros tratamientos existentes.
 
Consulte con su médico sobre el ensayo clínico para saber de qué se trata. El Consejo de Investigación Médica ofrece algunas preguntas que usted puede hacer a su médico:

  • ¿Cuál es el propósito del ensayo? ¿Cómo se espera que ayude a los pacientes?
  • ¿Quién forma parte del mismo?
  • Si el ensayo es para un medicamento, ¿qué tan frecuentemente debo tomarlo, cuándo y durante cuánto tiempo?
  • ¿Tiene información sobre posibles efectos secundarios, riesgos o beneficios?
  • ¿Qué efecto tendrá el ensayo en mi vida diaria?
  • ¿Qué tan frecuentemente debo visitar la clínica?
  • ¿Qué sucederá en esas visitas? ¿Necesitaré exámenes adicionales?
  • ¿Qué otros medicamentos puedo tomar mientras formo parte de este ensayo?
  • ¿Qué pasa si mi condición empeora?

Respuesta

FLT3 es una proteína que se encuentra en la superficie de las células blancas. Si esta proteína ha cambiado (mutado), puede aumentar el riesgo de que la leucemia regrese.

Explicación

La proteína FLT3 hace que las células blancas se multipliquen y produzcan otras células si cierto químico llamado factor de crecimiento las estimula. El factor de crecimiento está regulado en el cuerpo para asegurar que las células crezcan y se multipliquen de forma controlada. Si la proteína FLT3 muta y no funciona correctamente, puede causar que las células crezcan y se multipliquen descontroladamente.
 
En una de cada tres personas con AML y en una de cada 20 personas con ALL existe un problema con la proteína FLT3, la cual puede haber mutado o cambiado. Las investigaciones muestran que las personas con esta mutación tienen menos probabilidades de remisión (controlar la leucemia) y tienen mayores probabilidades de que la leucemia regrese (o no pueda controlarse).
 
Se están llevando a cabo ensayos clínicos sobre medicamentos inhibidores de FTL3 que tratan de controlar esta proteína para tratar de prevenir la reincidencia y aumentar las probabilidades de remisión.

Explicación

En el período durante el cual reciba repetidas sesiones de quimioterapia intensiva, pasará la mayor parte del tiempo en el hospital con pocos períodos de descanso entre sesiones. Durante esos períodos de descanso podrá sentirse muy cansado, lo cual puede afectar la forma como desempeñe sus actividades diarias, tales limpiar o hacer compras. La mayoría de las personas que reciben quimioterapia consideran que el cansancio es el efecto secundario del tratamiento que más les afecta y frustra. Aún después de descansar, puede que siga sintiéndose cansado. Sus niveles de energía deben regresar a la normalidad de seis meses a un año después de recibir el tratamiento, pero a veces toma más tiempo para algunas personas.

Su familia y amigos pueden ayudarle a adaptarse a su rutina diaria. También asegúrese de hacer ejercicio leve, comer una dieta balanceada y descansar cuando lo necesite para ayudarle a controlar el cansancio.
 
Si recibe un trasplante de médula ósea o de células madre periferales, necesitará ir al hospital muchas veces, lo cual afectará su rutina. Pídale a su médico que le explique lo que sucede y cuánto tiempo deberá estar en el hospital. Cuando esté en el hospital, deberá evitar el contacto con cualquier persona que pueda tener una enfermedad infecciosa. También deberá evitar comer ciertos alimentos como huevo o comida de restaurante, ya que pueden estar contaminados o no cocinados apropiadamente.
 
Tomará por lo menos un año para que usted vuelva a sentirse como usted mismo, y podría ser beneficioso si habla con su escuela o trabajo para asistir únicamente medio tiempo.
 

Más información

Macmillan Cancer Support
Tel 0808 808 0000
www.macmillan.org.uk


Cancer Research UK
Tel 0808 800 4040
www.cancerresearchuk.org


Fuentes

Leucemia mieloide aguda. Cancer Research UK. www.cancerhelp.org.uk
Leucemia mieloide aguda. Macmillan Cancer Support. www.macmillan.org.uk
Leucemia mieloide aguda, adulto (AML). Leukaemia & Lymphoma Research. 
¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar leucemia mieloide aguda? American Cancer Society. www.cancer.org
Scélo G, Metayer C, Zhang L, et al. Exposición casera a la pintura y solventes a base de petróleo, translocaciones cromosómicas, y el riesgo de la leucemia infantil; Environmental Health Perspectives. 2009;117(1):133–9
Guías para el tratamiento de la leucemia mieloide aguda en adultos, British Committee for Standards in Haematology. www.bcshguidelines.com.

Esta información ha sido publicada por el Equipo de Información sobre la Salud de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de información médica. Ha sido revisada por los médicos de Bupa. El contenido se ofrece como información general únicamente y no reemplaza la necesidad de consultar con un profesional médico calificado.

Fecha de revisión: 2021
 

Artículos recomendados

Cáncer de huesos
El cáncer que comienza en los huesos es conocido como cáncer primario de huesos. El cáncer primario de huesos es muy poco común y es generalmente tratado con cirugía, radioterapia o quimioterapia.
4 Minutos de lectura
mastectomía
La mastectomía es una operación para extirpar el seno si la paciente tiene cáncer del seno o si tiene un significativo historial familiar de cáncer del seno.
7 Minutos de lectura
cáncer de laringe
El cáncer de laringe es mucho más común en los hombres. Por cada mujer a quien se le diagnostica este cáncer, se le diagnostica a cuatro hombres.
4 Minutos de lectura
paciente-en-cama-de-hospital
El cáncer de la vejiga es causado por un crecimiento descontrolado de las células que cubren las paredes de la vejiga. Es usualmente tratado con cirugía, quimioterapia, inmunoterapia o radioterapia.
5 Minutos de lectura
hombre-con-cancer-de-pulmon
El cáncer de pulmón es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial. El 30% de las muertes por cáncer, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se debe a factores de riesgo alimentarios o relativos a hábitos como el tabaquismo, por lo que pueden prevenirse.
El-cáncer-de-ano-enfermedad-poco-frecuente
El cáncer del ano es una forma poco usual de cáncer, aunque su número va en aumento. Esta enfermedad es más común en las mujeres, hombres que tienen sexo anal receptivo y personas cuyo sistema inmunológico ha sido suprimido. El cáncer del ano está relacionado con el virus de papiloma humano (VPH).
dolor-de-lado
El cáncer de hígado es provocado por un crecimiento anormal y descontrolado de células en dicho órgano.
cáncer extrahepático de conductos biliares
El cáncer extrahepático de los conductos biliares es raro y afecta más comúnmente a personas de más de 65 años. Generalmente es tratado con cirugía, y pocas veces con quimioterapia, radioterapia y terapia fotodinámica.
mama-con-cancer-y-hija
El cáncer de mama es un tumor en el seno que contiene células cancerosas. El tumor del seno es un bulto creado por el crecimiento anormal y descontrolado de las células. Puede ser maligno (canceroso) o benigno (no canceroso). Nueve de cada 10 tumores del seno son benignos.
doctora-paciente-cancer-de-boca
El cáncer de boca afecta principalmente a personas mayores de 50 años y es más común en los hombres. Generalmente, el cáncer bucal se trata con cirugía, radioterapia o quimioterapia. Explicamos a continuación cómo es y su tratamiento.
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno en aquellos casos en que es canceroso o causa una molestia severa. El cirujano a cargo del procedimiento le dará información sobre su tratamiento. Puede ser que sea diferente a lo que se describe aquí, ya que su tratamiento estará diseñado según sus necesidades particulares.
childhood cancer
Dr. Soren Carstens, Jefe de Operaciones Clínicas, Bupa Global No será fácil decirles a los niños y adolescentes sobre su cáncer o el de otro miembro de la familia; Sin embargo, conocer la verdad, los ayudará a comprender lo que está sucediendo y les permitirá lidiar mejor con los cambios.
0 Minutos de lectura